Acerca del blog



Página dedicada principalmente a la época medieval. Aquí podrás encontrar documentos, artículos históricos, música, arte, vídeos educativos, recreación histórica y datos curiosos sobre esta fascinante época de la Humanidad. También, hago publicación sobre mis andanzas en el mundo de la recreación de la Edad Media.

30 de noviembre de 2013

Heráldica del Medioevo: Una introducción al tema

Imagen de un rollo de
armas
  Cuando uno escucha la palabra heráldica, le puede parecer sinónimo de justas y emblemas caballerescos. Símbolo característico del Medioevo, la heráldica es más que simples justas o torneos típicos del siglo XV. La heráldica es una ciencia. Así es, una ciencia cuyo fin es el estudio de los blasones o escudos de armas que definen a una familia y su linaje. Para mí, la heráldica es un tema apasionante dentro de lo que es estudiar historia medieval y la recreación medieval. Como yo recreo a un caballero del siglo XIII, utilizo emblema heráldico. Hace dos años, cuando estaba buscando un diseño heráldico para usarlo en mi traje y escudo, muchos me decían que ocupara el escudo heráldico de mi apellido paterno o materno. Si bien me parece bueno que algunos recreadores quieran ocupar los escudos de armas de sus familias, a mi me gusta más usar uno propio, a mi gusto pero siguiendo los patrones históricos, y sentirme con más libertad a la hora de recrear que utilizar mis propios apellidos para un personaje ambientado hace setecientos u ochocientos años atrás. Después de algunas pequeñas modificaciones, hoy en día uso como emblema un león rampante de plata sobre un fondo de gules... ya les explicaré que significan aquellas palabras. Pero eso será en otra publicación, ya que mi intención en esta entrada es dar una explicación histórica sobre esta materia. Así que, sin más que decir, vayamos al grano.


Representación del siglo XIII, en donde podemos apreciar
caballeros luchando y portando emblemas heráldicos


La heráldica... ¿Siempre fue algo hereditario?

  A decir verdad, la respuesta es un no. Antiguamente, la heráldica comenzó como un simple símbolo de
El conocido Scutum Romano
distinción entre guerreros y era algo netamente personal o grupal. Estos símbolos de distinción tenían la función de representar un ideal, que podía ser algo meramente militar o jerárquico como es en el caso de los guerreros romanos. Tenemos como antecedentes de la heráldica, a pesar de que no son realmente heráldica en sí, a los ya mencionados romanos y los griegos. También podríamos considerar a los vikingos, cuyos guerreros utilizaban escudos pintados con símbolos que asemejan la heráldica que vendría siglos después de sus incursiones por Europa.
Guerrero de
mediados de siglo XII
  Es en la Europa feudal, ya por el siglo XI, cuando comenzamos a ver los primeros escudos de armas con un significado más similar a lo que fue durante el resto de la Edad Media y los siglos venideros. A pesar de seguir siendo sólo un símbolo de distinción, esta vez se enfoca a distinguir a los caballeros que vestían completamente, de pies a cabeza, la loriga de malla. Y eso se da porque resultaba difícil distinguir a un caballero de otro, ya que todos vestían indumentaria similar. Confusiones de ese tipo podían llevar a no reconocer a un guerrero de un bando en particular. Algunos sostienen que el principio de lo que hoy conocemos como heráldica proviene de las Cruzadas. Algo bastante lógico, si lo vemos en el sentido de que la introducción de la sobrevesta, característica vestimenta que porta los colores y símbolos heráldicos, se origina en las Cruzadas, ya que los cristianos adoptaron el uso de una prenda (usada por los sarracenos) con el fin de que la loriga de malla no se recalentara. Símbolos como cruces (propios de los cruzados y las órdenes religiosas militares que se originaron durante este periodo), leones, dragones, águilas, entre otros, empezarán a masificarse.


Las cruzadas fueron una de las tantas causas que llevaron
al desarrollo de la heráldica


Godofredo Plantagenet
  Será durante el siglo XII cuando la heráldica se repartirá entre los nobles del reino. Aún sin ser hereditario, estos nobles, algunos llegando de su cruzada, usarán los emblemas que portan en sus escudos como símbolo de su estatus personal. A modo de ejemplo, tenemos el caso del rey Enrique I de Inglaterra, quién concede un emblema personal a su yerno, Godofredo Plantagenet. Más o menos, durante la segunda mitad del siglo XII, el carácter hereditario de la heráldica surgirá. Ahora los emblemas pueden pasar del padre al hijo.
  Los emblemas utilizados, que en principio respondían a la voluntad individual y a la imaginación de su portador, pronto se hicieron hereditarios y se organizaron en un sistema de normas y convenciones. El emblema heráldico pasaba de padre a hijo, pero sólo al hijo primogénito. En el caso de los otros hijos, estos optaban por modificar levemente el emblema familiar con el fin de diferenciarse de sus hermanos. Poco a poco, este sistema hereditario pasará a los demás familiares, como las madres y hermanas, y se desarrollará progresivamente por allá en los siglos XIII y XIV, siglos muy importantes en lo que corresponde a la Edad Media.
Rollo de Armas
  No sólo se convertirán en un sistema hereditario para la familia. Los emblemas también pasarán a formar parte de los municipios y ciudades, cuando estas adopten los emblemas de sus señores feudales como propios sellos de distinción. Letrados de aquellos tiempos tomarán nota de esto, traspasando estos símbolos, que en un principio eran un sello propio del guerrero, al papel a modo de entender la historia de estas familias. Un buen ejemplo de esto son los armoriales medievales, o también conocidos como rollo de armas.
  El “escudo”, elemento defensivo sobre el que se pintaban los emblemas elegidos por los caballeros u otorgados a éstos por los soberanos, se extenderán a toda clase de soportes: telas, joyas, fachadas de las viviendas, cuadros, monumentos funerarios, etc.
 
Caballeros de principios del siglo XIV
portando ricos emblemas heráldicos
Los heraldos, que en un principio se trataban de simples mensajeros de monarcas y señores en tiempos de guerra, cobrarán mucha importancia. Durante el periodo de guerra, estos funcionarios gozaban de muchos privilegios. Uno de ellos era la inmunidad, debido al carácter diplomático que éstos tenían. Tal vez es por eso que, con el pasar de los años en que estuvieron inmersos en el mundo de las guerras (De hecho, la Guerra de los Cien Años es un buen ejemplo en donde podemos ver grandes números de caballeros portando emblemas heráldicos), derivaron a conformar el área de estudio de la heráldica. Literalmente, la heráldica significa la ciencia de los heraldos, la ciencia del blazón y los emblemas nobiliarios. Serán ellos quienes, durante el siglo XV, reformarán esta ciencia mediante series de reglas que aún perduran en las actuales escuelas y enclaves de heraldos.



Los heraldos cumplían un rol diplomático
en tiempos de guerra

  Los torneos, donde los caballeros luchan en las conocidas justas, serán uno de los acontecimientos en donde vemos relucir estos emblemas heráldicos, tanto que actualmente las personas relacionan la heráldica con las justas de finales de la época medieval. 
  La función de los heraldos, ya inmersos en el mundo de la ciencia heráldica, consistía en preservar los emblemas nobiliarios, como también tener un alto grado de conocimiento sobre tal ciencia. Ellos registraban las armerías o emblemas de los nobles en libros. De hecho, son ellos quienes, ya más avanzado el t tendrán la facultad de otorgar un escudo heráldico a quien quisiese ordenarse o es ordenado como caballero (y que hoy en día lo siguen haciendo, por medio de una solicitud o bien una revisión a la genealogía de una persona), debido a que esta ciencia ya se había institucionalizado. Además, las escuelas de heraldos se ordenaban por jerarquía. Tenemos entre aquellos cargos a los preservantes, oficiales de armas y al rey de armas, el cargo más alto dentro de esta institución. En tiempos de torneos, eran estos quienes presidían este deporte y otros ejercicios militares.

Las justas, torneos de finales del Medioevo en donde reluce la heráldica

  En conclusión, la heráldica es una ciencia que se origina durante la Edad Media, con antecedentes ubicados en épocas muy anterior a esta, y que con el paso del tiempo, pasa de ser una simple distinción de guerreros a una elaborada y compleja ciencia que estudia el linaje de toda familia. Además, la heráldica pasa a ser una de las importantes ramas que nos ayuda a estudiar, analizar y comprender la historia medieval hoy en día.
  Espero que les haya gustado esta publicación. Pronto se viene más información, documentos, noticias y mucho más. Saludos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario