Acerca del blog



Página dedicada principalmente a la época medieval. Aquí podrás encontrar documentos, artículos históricos, música, arte, vídeos educativos, recreación histórica y datos curiosos sobre esta fascinante época de la Humanidad. También, hago publicación sobre mis andanzas en el mundo de la recreación de la Edad Media.

20 de julio de 2013

Grandes mitos en torno a la espada medieval

Un cuarteto de hermosas espadas
  Una buena porción de mitos sobre la época Medieval gira en torno hacia el arma más llamativa de aquellos años: la espada. Esta fascinante arma se ha ganado, con el pasar de los años, muchos atributos de los cuales muy pocos son verdaderos. Y últimamente debemos agradecerle a las películas hollywoodenses, además de los entretenidos vídeojuegos, por sembrar mucha mentira en la mente de las personas. Obviamente la misión de este tipo de medios es entretener al mundo, pero, a veces de manera indirecta, comete errores que la gente los toma como algo netamente cierto. La intención de esta publicación no es alargarse, por lo que iremos directamente al grano.
  La espada es un tipo de arma blanca robusta que posee una hoja de dos filos (algunas tienen uno solo pero pronto iré hacia ese punto), recta y terminada en punta. Con el pasar de los siglos, las espadas han evolucionado tanto de cambiar el tipo de material con el cual eran fabricadas como su fisonomía. Se suele tergiversar demasiado los conceptos entre espada y sable, llegando a incluir armas que caen dentro de la categoría sable en una espada o viceversa. La diferencia principal entre estas dos armas es que el sable es un arma curva y hecha especialmente para el corte, mientras que la espada posee distintas características que ya fueron mencionadas más arriba. Podemos ver la comparación en la siguiente fotografía:
Diferencia entre sable y espada
    Lo sé. La imagen comparativa tiene dibujos de armas más modernas, propias del siglo XVIII o XIX. Pero bueno, más adelante podrán apreciar imágenes de espadas medievales. Y cuando hablamos de "espadas medievales" es en plural y no un término generalizado, ya que la Edad Media es un periodo de más de mil años de historia y las espadas estuvieron evolucionando durante aquellos años.
  Ahora, partiendo con los mitos en torno a esta elegante arma, hablaremos sobre su peso. Muchas personas habrán escuchado de alguien X, o bien leen de una fuente poco fiable, que las espadas en la Edad Media eran un arma bastante pesada. Un arma que llegaba a pesar cerca de los 10 kilos y que sólo la portaban hombres fuertes. El mito es totalmente falso, al igual que el difundido mito de los cuernos en los yelmos vikingos, entre otros. Las espadas medievales eran un arma bastante liviana a la hora de ser blandidas, que llegaba a pesar entre 600 gramos hasta los 1,8 kilos. Y todo esto del peso depende de su longitud y diseño. Durante años, películas y cuentos de fantasía han alimentado este mito (además de hacer una mención honrosa a los vídeojuegos). Lo más pesado en este tipo de armas es el montante (conocido también como mandoble, que es un término moderno), que es una espada ancha, que podía llegar a pesar hasta cerca de los 5 kilos y bastante larga, pero que no corresponde a la época medieval sino a la época moderna. Obviamente, existieron (y aún existen, gracias a la recreación y reconstrucción histórica) espadas pesadas... de madera. Las espadas de entrenamiento, también llamada waster, fueron las armas de entrenamiento que usaban los caballeros y debían ser el doble de pesadas que una espada de acero para el desarrollo de la fuerza.
Espada Solingen
  Las espadas encontradas en hallazgos arqueológicos o bien se tienen conservadas en algún lugar determinado, y que se encuentran en perfectas condiciones, comprueban que el mito es completamente falso. Por ejemplo, la espada Solingen (Alemania) tiene un peso de 1150 gramos. La espada Tritonia (Suecia) pesa exactamente 1,5 kilos. Para evitar ciertas confusiones y hacer una idea de cuanto puede pesar una espada, solo les digo que una guitarra eléctrica llega a pesar entre los 3 y los 5 kilos.
Spatha Romana
  Como mencionaba antes, las espadas tuvieron una evolución durante estos diez siglos de historia. Partiendo desde la spatha romana, pasando a las espadas vikingas y normandas, hasta los modelos XXII expuestos por Ewart Oakeshott, la espada sufrió un cambio estético como también cambios que sofistican su uso, como el desarrollo de gavilanes (o guardas) más largos y pomos que hacen el contrapeso ideal al arma.  Acá podemos ver, en las siguientes fotografías, la evolución de la espada durante la época medieval.

Tipología de Wheeler, mostrando las empuñaduras
de la Alta Edad Media
La conocida tipología Oakeshott sobre las espadas
desde los siglos X hasta el XV














Espada de "WoW"



  Otro interesante mito tiene mucha relación con la ornamentación. Es indiscutible que en películas y vídeojuegos podemos observar espadas con incrustaciones de gemas preciosas, como el rubí o el zafiro, así como guardas y pomos muy adornados y estilizados. También, una nueva mención honrosa a aquellas espadas con diseños morfológicos bastante peculiares como la fotografía de la derecha. Históricamente, las espadas siguieron diseños bastante simples y nada estrafalarios como las que podemos ver en el cine o en los juegos de computadoras y consolas.  Un diseño tan pronunciado y extravagante como el que muestro al lado perjudica bastante a la espada en sí y que influirá en su uso. Como podrán observar, más arriba, la hoja de la espada fue recta y robusta, teniendo una ligera delgadez en su punta. Y el diseño variará gracias a la evolución de las armaduras.
  Lo que si es cierto, es que existieron espadas con ornamentaciones en su hoja y en su empuñadura, pero estas jamás fueron armas funcionales. Este tipo de espada tenía un carácter mucho más ligado a las ceremonias y ritos de honor, como una coronación real. Y es porque las incrustaciones y/u ornamentaciones alteran el peso de la espada. Un caballero de la época medieval habría portado una espada simple y sin adornos, como las de la tipología Oakeshott. Algunas espadas pudieron haber tenido ornamentaciones, pero sólo en partes concretas de la empuñadura (como una simple cruz labrada en el pomo) y habrían sido propiedad de hombres mucho más acaudalados (como el rey) que un caballero medieval.
Anatomía de una espada en tiempos medievales
  Entonces, para hacer una síntesis de lo anterior, las espadas de la época medieval jamás fueron pesadas y jamás llevaron diseños extravagantes. El último mito (hay más, pero pienso darle relevancia a este que mencionaré) sobre las espadas tiene que ver con esa característica canal que lleva en su centro. La explicación más extendida por las personas sobre la inclusión de este rasgo en la espada es porque se trata de una canal para que la sangre circule y la espada no se "chupe" a la hora de retirarla del cuerpo. La verdad es que esa canal, que en ingles es llamada fuller, tiene otra función.
  La canal de la espada tiene la función de aligerar la hoja de la espada, para que esta sea mucho más fácil de manejar, además de otorgarle rigidez al arma. Algunas espadas podían llevar más de una sola canal, para otorgarle más propiedades beneficiosas a la hoja.
  Bueno, eso ha sido todo por hoy con respecto a este tema. Pronto habrán más publicaciones relacionadas a la espada y esgrima medieval, como así también sobre los mitos en torno al Medioevo. Esta publicación ha sido la primera desde un pequeño descanso (y también falta de creatividad jejeje). Pero bueno, pronto se vienen más temas. Ahora les dejo un vídeo donde esgrimen distintas armas de la Edad Media, incluyendo (al final) la conocida espada larga o longsword. Saludos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario