Acerca del blog



Página dedicada principalmente a la época medieval. Aquí podrás encontrar documentos, artículos históricos, música, arte, vídeos educativos, recreación histórica y datos curiosos sobre esta fascinante época de la Humanidad. También, hago publicación sobre mis andanzas en el mundo de la recreación de la Edad Media.

3 de julio de 2013

Cine Medieval: Arn Tempelriddaren

Arn Tempelriddaren
  Hoy he decidido inaugurar una nueva sección en este blog: Cine Medieval. Así es, acá haré revisiones y críticas sobre las películas ambientadas en la época medieval (también algunas ambientadas en años cercanos) que haya visto. En este espacio, además de dar a conocer el filme, también haré comparaciones con  la realidad histórica del medievo, ya que debemos tener en cuenta que el cine no es una muy buena fuente a la hora de la recreación e investigación histórico medieval. Y para iniciar esta publicación, empezaré con una película de origen sueco del año 2007: Arn, el Caballero Templario.
  Son años de fuertes conflictos cargados de ideología. En Tierra Santa, dos jinetes de origen musulmán huyen de su enemigo en medio del desierto. De pronto, los dos hombres se encuentran con un rival que han venido luchando por varias décadas: los cruzados. Cuando ya temían lo peor, un hecho inesperado acontece en aquella escena: los cruzados arremeten contra los hombres que perseguían a los dos musulmanes. Ellos se preguntan por qué los ayudaron y quién fue su héroe. Al ver su rostro, se percatan de que era Al-Ghouti. 
El inicio de la cinta
  Así es cómo empieza ésta película, basada en la obra del escritor y periodista sueco Jan Guillou. Arn Magnusson, nacido aproximadamente a mediados del siglo XII, vive con sus padres y su hermano en la finca Arnäs, Gothia occidental (territorio sueco). Mientras jugaba con su hermano Eskil, Arn sufre un accidente que lo mantendrá inconsciente. Tras las plegarias de su madre, el niño se recupera y, como consecuencia de una herida mal curada en su mano, a la cual ella alega castigo divino, decide llevarse a su hijo a un convento para cumplir con el deber del señor. Pasa el tiempo, y Arn poco a poco se acostumbra a su nueva vida como iniciado, pero su madre jamás se recuperará de su herida y, al tiempo después, morirá. 
  Uno de los hermanos del convento se percata de que este muchacho, que había quedado huérfano de madre, posee habilidades innatas para el combate. Es por eso que decide, además de instruirlo en la cultura y credo religioso, en el arte de la espada. 
  Ya grande, los monjes se dan cuenta de que este joven no estaba hecho para ser uno de ellos, por lo que toman la decisión de liberarlo. El monje que lo educó por muchos años decide darle un regalo, el cual había utilizado en sus tiempos de cruzado: su espada de caballero templario
Arn y Cecilia
  Arn vuelve con su familia, retomando su vida anterior. Es ahí donde conoce a Cecilia, una hermosa joven que vive al otro lado del pueblo. Los dos mantienen una férrea y apasionada relación, pero por cosas del destino ambos tendrán que seguir caminos totalmente separados. Como un castigo, Cecilia tendrá que servir a Dios en un monasterio y en la peor de todas las condiciones. Arn volverá al monasterio que lo había acogido en su niñez, pero los monjes determinan otra cosa: Arn deberá servir a Dios en Tierra Santa, como un caballero templario.  
  La trilogía de las Cruzadas, como es conocida la historia escrita por Guillou, fue adaptada y llevada al cine en el año 2007, recaudando una gran suma de dinero. Y esta superproducción sueca es considerada la más cara en la historia del cine de su país. 
  Iniciando esta crítica, debo decir que esta película me gustó bastante. Sólo había conocido una sola película actual ambientada en las Cruzadas, El Reino de los Cielos (conocida como Cruzada en latinoamérica). Cuando la vi, una de los grandiosos detalles que me llamó la atención fue el lenguaje. Al igual como lo hicieron en La pasión de Cristo, Arn Tempelriddaren es hablada en distintos idiomas. Las escenas hechas en Suecia están habladas en su idioma nativo (a excepción del monasterio, donde hablan en inglés). Podemos ver que también hay partes habladas en árabe. Un detalle bien logrado para ambientar una película de estas características, a pesar de que la lengua actual no es la misma en el medievo. 
Junto a Saladino
  El contexto histórico social de este filme es en la Suecia del siglo XII, donde coexistían varias dinastías que luchaban por el poder en un país dividido. Se pueden apreciar numerosos personajes históricos como Birger Brosa y Canuto I de Suecia. A pesar de que puedan existir algunos fallos históricos, son pasables debido a que esta es una adaptación de una novela y no una película basada en hechos reales. También, esta película incluye algunos personajes históricos que no estuvieron en la cinta de Ridley Scott, como Arnoldo de Torroja y Gerardo de Ridefort, importantes caballeros en la historia de la orden Templaria. En la estética histórica, cuidaron un poco más los detalles. Con respecto a las vestimentas, podemos ver hombres con calzas y mujeres con velos, como también indumentarias características de las zonas geográficas que se muestran. Sinceramente, esta película supera con creces a la protagonizada por Orlando Bloom en 2005. No será tan épica y llena de acción como Kingdom of Heaven, pero transmite la realidad histórica un poco mejor que la antes mencionada. 
  Los tres libros (El camino a Jerusalén, El Caballero Templario y El Reino al Final del Camino) son adaptados en dos cintas. La segunda parte, llamada como el titulo del tercer y último libro, nos relata la vida de Arn cuando volvió a Suecia y se convierte en un pilar fundamental en la formación del reino de Suecia. Esta fue estrenada en el 2008. Pero existe una versión donde fusionan estas dos películas en una y simplifican la historia. En mi opinión, es mejor buscar la primera parte y luego ver la segunda, ya que esta versión fusionada omite varios detalles que más de alguno se puede perder en la trama. Me gustaría bastante poder leer esta trilogía pero no la he podido encontrar en el país. 
  Pero bueno, en conclusión, esta cinta me gustó bastante. La recomiendo para quienes les gusta el cine histórico. Aún así yo no recomiendo películas como referentes a la hora de iniciarse en el mundo de la recreación medieval. Y para finalizar, dejo el trailer de El Caballero Templario. Espero que hayan disfrutado de esta publicación. Saludos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario