Acerca del blog



Página dedicada principalmente a la época medieval. Aquí podrás encontrar documentos, artículos históricos, música, arte, vídeos educativos, recreación histórica y datos curiosos sobre esta fascinante época de la Humanidad. También, hago publicación sobre mis andanzas en el mundo de la recreación de la Edad Media.

1 de julio de 2013

Batallas del Medievo: Stirling

Representación de la batalla de
Stirling
  Definitivamente, Braveheart es el peor referente a la hora de buscar fuentes históricas sobre la Escocia Medieval. Puede que sea una excelente película que llega a emocionar. Pero de historia, no tiene nada. Así es, absolutamente nada. Escoceses sucios, caras pintadas y con kilts (indumentaria posterior a la época medieval), princesas que esperan hijos de rebeldes y alguna que otra licencia hollywoodense que jamás pasó. Y me encargaré de demostrar lo que realmente pasó en la batalla del puente de Stirling, usando toda la información histórica que tengo a mano. Ahora, vayamos al grano.
Escudo de armas atribuído a
sir William Wallace
  Sir William Wallace jamás fue un plebeyo, como el señor Gibson nos lo muestra en su filme. Sus orígenes son nobles, aunque de una segunda categoría. Probablemente nacido en Ellerslie, el hijo de Alan Wallace (según su propio sello) habría sido educado para ser un religioso. Pero, por cosas del destino, este personaje terminaría protagonizando, junto a Andrew Murray (o Moray) en un principio, una de las luchas más importantes en la historia de Escocia. Prometo que la biografía de Wallace será una de las primeras que publicaré, y ahí contaré más sobre su vida. 
  Entonces, Wallace era un noble. Así es, pero uno de segunda categoría. ¿Provenía de las Tierras Altas (Highlands)? La respuesta es un no. Wallace venía de las Tierras Bajas (Lowlands) de Escocia, donde su población compartía muchas similitudes con sus vecinos más cercanos, los ingleses. De hecho, la familia de Wallace es de ascendencia Galesa (Wallace significa Gales). Por lo que, tanto Wallace como sus hombres y la gente de esa región escocesa (cual era una minoría) vestía, tanto cotidiana como militarmente, con indumentarias similares a las usadas en otros sectores de Europa. Jamás usó un kilt y se pintó la cara de azul para una batalla (la costumbre de pintarse para una guerra es de origen picta y cayó en desuso aproximadamente en el siglo IX).
Emblema de
Andrew Murray (Moray)
  En cuanto a la gente de las Tierras Altas, donde proviene el característico (y muy posterior) kilt, aún usaban indumentaria gaélica y con ciertas influencias escandinavas. Murray, quién ni siquiera sale en la película, si proviene de aquella región, cual era considerada muy atrasada durante ese tiempo. Por lo tanto, el ejército escoces fue una mezcla de ambas regiones.
Shiltron, formación de infantería escocesa  
   La primera guerra de independencia surgió cuando Alejandro III, rey de Escocia, murió en extrañas circunstancias en 1286. El rey, quién gobernó cerca de veinte años y le otorgó un desarrollo económico a su país, no tenía herederos y terminó por nombras a su nieta Margarita como heredera al trono escocés. Tiempo más tarde, la reina niña moriría cuatro años después. Esto terminaba por romper el linaje real. Para aprovechar la situación que existía en el reino de Escocia, donde ya no había rey y otros nobles se disputaban el título, Eduardo I de Inglaterra invadirá a su vecino del norte para anexarlo a su reino. La actitud de "Malleus Scotorum" (El martillo de Escocia) llevará a que el país del norte, más sorprendidos que aplastados, se rebelaran y comenzaran a luchar por su independencia.
Estatua de William Wallace

  Antes de que los ingleses, molestos ante tal situación de rebeldía, enviasen a su ejército para la guerra, Wallace y Murray llevaron a cabo una seguidilla de guerrillas en el país, donde el ejército escoces comenzó a fortalecerse y a ganar territorio. Y cuando éstos se convirtieron en una verdadera amenaza, fue cuando los vecinos del sur decidieron entrar en acción, enviando a un ejercito compuesto entre 8.000 y 10.000 soldados y entre 1.000 y 3.000 caballeros.  Ese sería el número de hombres con el cual Inglaterra contaba durante la batalla.
  Los escoceses sólo tenían a 2.000 hombres de infantería y unos 300 caballeros. Claramente había una desventaja numérica, que beneficiaba bastante al ejército inglés. Pero la estrategia cambiaría radicalmente el resultado final.
  John de Warenne, VII conde de Surrey y Hugh de Cressingham eran los comandantes a cargo del
John de Warenne
ejército inglés. Cuando el Zanquilargo, el otro apodo de Eduardo I, invadió Escocia, Warenne obtuvo una gran victoria frente a las fuerzas escocesas en Dunbar. Y esto lo hizo confiarse más de la cuenta. Antes de la batalla, 
James Stewart, lugarteniente de William Wallace propuso al comandante inglés que abandonara su actitud de ataque. Pero Warenne, demasiado confiado, le respondió con una carcajada. Este último mandaría, poco después, a dos monjes dominicos para persuadir de la rendición a los escoceses, a lo que Wallace y Murray habrían, probablemente, replicado: "Volved con vuestros amigos y decidles que no hemos venido aquí sino a luchar, determinados a tomar venganza y liberar a nuestra patria. Decidles que vengan aquí y que nos ataquen, estamos esperando para enfrentarnos a ellos cara a cara".


La escena donde Wallace (en el caballo) echa a los emisarios
de Warenne
  Arriba podemos ver una representación, sacada de un libro Osprey, de la escena anterior a la batalla. Wallace (que luce muy diferente a la caracterización de Mel Gibson), arriba de su corcel, pronuncia las palabras citadas y echa a estos dos monjes que John de Warenne había enviado para persuadir a los escoceses. Atrás de los monjes emisarios, podemos ver a Andrew Murray.
Imagen que muestra la estrategia
  El escenario de la batalla sería el río Forth, donde las tierras estaban unidas por un puente cercano al castillo de Stirling, y la a fecha sería un 11 de Septiembre. Si vemos la película, podemos ver que esta batalla la recrearon en un amplio terreno sin río y sin puente de madera. Ambos ejércitos se ubicarían en la orilla del río, quedando enfrentados y teniendo al puente de madera como enlace. El inicio de la batalla lo darían los ingleses gracias a la persuasión de Cressingham, el cual estaba ansioso por luchar y había desestimado las sugerencias que le habían dado. El puente tenía un ancho para dos jinetes, por lo que era un riesgo enviar a la caballería. Es entonces cuando ésta decide entrar en acción y atravesar el puente. 
  Wallace llama a la calma a sus soldados y da la orden a los arqueros para iniciar la lluvia de flechas. En cuanto a Murray, este se sitúa con la caballería en uno de los flancos ingleses. La estrategia tomada por los escoceses partiría en dos al ejército, aislando a 5.000 soldados y 100 caballeros, cuales quedaron a merced de Wallace y sus hombres. Muchos de los soldados ingleses murieron ahogados, a causa de que los escoceses los empujaron al agua. Y lanzando otro contrataque, finalmente los ingleses se retirarían. Dentro de las bajas inglesas se encuentra Cressingham.


Ilustración de la batalla del puente de Stirling

Otro mapa que muestra la estrategia de la batalla
  La batalla fue una gran victoria para Escocia. Como consecuencia, Willam Wallace sería nombrado guardian de Escocia y daría el inicio a su leyenda. Su apodo jamás fue Braveheart (Corazón Valiente), porque este apodo le pertenece a Roberto I de Escocia. En cuanto a Murray, este moriría a causa de las heridas que recibió luego de la batalla. 
  Admito que siento admiración por Wallace. Obviamente conocí su historia gracias a Braveheart pero, cuando empecé a leer sobre su vida y llegué a fuentes históricas, esta película dejó de gustarme. Espero que en un futuro cercano saquen otra adaptación cinematográfica sobre la vida de Wallace, pero con mucho rigor histórico y la menor cantidad de licencias artísticas. Y bueno, esta fue mi publicación. Decidí empezar con esta porque ya había publicado antes sobre Wallace pero opté por borrar ese articulo. Prometo que se vienen más batallas, gestadas tanto en Europa como en Tierra Santa durante las Cruzadas, para que ustedes puedan interiorizarse y (¿por qué no?) recrearlas en una feria o evento medieval. Ahora dejaré algunas fotos adjuntadas a esta publicación. Saludos.

El actual puente de Stirling, ahora construido en piedra
Recreadores vestidos como escoceses de las Tierras Bajas....
debo suponer que el caballero ubicado en la
derecha es William Wallace
Otra representación recreacionista de Wallace
Recreadores representando a un Galloglass y un Kern Irlandes...
probablemente también así hubieran lucido algunos
guerreros originarios de las Tierras Altas de
Escocia
Otra ilustración de cuando Wallace echa a los
dos emisarios de Warenne
Ilustraciones Osprey: los dos soldados de los costados son
representaciones de guerreros escoceses
en tiempos medievales

A la izquierda tenemos a William Wallace y a la derecha
a Roberto I de Escocia, según una
ilustración Osprey
¿Quien es realmente sir William Wallace? Adivinen 
  ACTUALIZACIÓN: Como escribí, más adelante, sobre la colección "Grandes Batallas" de Osprey, ahora me he hecho de "Wallace y la revuelta escocesa", libro que trata sobre esta batalla y la de Falkirk. A medida que vaya leyendo, iré actualizando esta publicación para que la información esté acorde a las fuentes oficiales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario