Acerca del blog



Página dedicada principalmente a la época medieval. Aquí podrás encontrar documentos, artículos históricos, música, arte, vídeos educativos, recreación histórica y datos curiosos sobre esta fascinante época de la Humanidad. También, hago publicación sobre mis andanzas en el mundo de la recreación de la Edad Media.

26 de junio de 2013

Experimentando con la forja

  Durante el verano pasado, me dediqué a experimentar un poco con el proceso de forjado. Hace varios meses atrás había comprado un yunque para trabajar en armas y armaduras, tanto para mi uso personal como para exhibir, y lo primero que hice con él fue una coraza de acero (en realidad lo elaboré y terminé ahí, porque ya lo había empezado gracias a un riel). La idea era que esa coraza se convirtiese en una pechera del siglo XV, pero finalmente la terminé convirtiendo en una corrazina, que es una especie de brigandina pero mucho más elaborada y de apariencia similar al arnés clásico del siglo XV. A diferencia de la foto "A", la puse debajo de un sobreveste pequeño para hacerla más similar a una brigandina de comienzos de siglo XIV. La pueden ver en la foto "B" (La forrada en tela burdeo, al lado del escudo del león rampante).

A
B

  Si, es un tanto anacrónico que la haya hecho de esa forma. Pero me acomodaba más así en el momento (la terminé para un evento) y sólo era un experimento. Además no soy muy experto en los temas de armaduras posterior a 1330 d.C. 
  Debo reconocer que tengo una alta preferencia hacia la Plena Edad Media, etapa que contempla los siglos XI, XII y XIII, y me he especializado en estudiar la mayor parte sobre ellos (eso no quiere decir que sólo leo sobre ellos, porque me gusta la Edad Media en general pero mi preferencia es hacia aquella parte de la historia medieval). Teniendo más material, como remaches y cuero (esta vez será con suela en vez de lámina de acero), y obviamente dinero de por medio, me haré una brigandina más acorde con lo que represento. 
  Ahora, volviendo hacia donde había empezado, experimenté la forja. Tenía un fierro de acero en mi casa y decidí hacer una improvisada fragua para calentarlo durante la noche. Sí, en la noche porque es más fácil distinguir el color del metal cuando está caliente. Y es recomendable que así sea para quienes están empezando con el asunto del forjado y templado (como yo).
  Bueno, me puse a trabajar, con un poco de ayuda, y golpeé el acero por un buen rato. Estuve ahí por, aproximadamente, dos horas y algo. Fue una buena experiencia. Además tengo que terminar lo que empecé, porque por falta de material y dinero (eso es algo que a todos les debe pasar) no pude continuar. Por las dimensiones, creo que será una linda daga.

Una buena cerveza mientras trabajaba


El fierro al rojo (no tenía pinzas, por lo que usé un tuvo
para suplir aquella falta)

Otra foto del fierro al rojo

El fierro ya frío sobre el Yunque

  En fin, esas son las pocas fotos que tengo acerca de lo que hice este verano. El fierro está mucho más plano que en la última foto pero no tengo imágenes de ese segundo día de proceso. Ahora, cuando tenga dinero (volviendo con ese tema jajaja) compraré materiales de trabajo para realizar la brigandina, un par de zapatos militares (hice unas botas hace dos meses atrás, otro día dedicaré una publicación sobre aquel tema del calzado) y terminar con esta daga. 
  También estoy en proceso de hacer una Sinfonía (predecesor medieval de la Zanfona o Hurdy Gurdy) para interpretar música medieval junto a mis amigos de este círculo de recreadores. Saludos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario